5 conceptos clave para entender la obra de GimenaRomero

Gimena Romero nació en septiembre de 1985 en la Ciudad de México. Egresada de la prestigiosa escuela de Bellas Artes, La Esmeralda, con especialidad en estampado y fotografía. Fiel devota del arte textil, se enfocó en el estudio de las tradiciones y su transmisión a las nuevas generaciones. Desde un alto conocimiento de la técnica, para Gimena, el bordado es dibujo, es trabajo de línea sobre plano. Es decir, el bordado es el dibujo lo que el tejido es a la escultura. La congregación de algunos puntos básicos que en principio parecieran no tener nada en común, dan relevancia a la obra de Gimena. Te presentamos cinco palabras clave:


1. La patria


“Camino a Tenango” fue el primer libro que publicó Gimena Romero a los 29 años. Se trata de un proyecto que vivió de primera mano, habitando la comunidad de origen de la que habla en sus páginas y en donde la Señora Magdalena, heredera de las tradiciones, le enseñó el arte del bordado local, sus diferencias y también algunos misterios de la vida.


Por ejemplo, las velas son de suma importancia en su trabajo desde que fue parte de la población en Tenango de Doria. A Gimena le encanta trabajar rodeada de velas de protección para honrar la memoria de los ancestros y para incentivar sus propios procesos creativos. “Camino a Tenango” es un título que celebra la herencia textil de los pueblos mexicanos y resulta un poco insólito, sobre todo después de leerlo, el pensar que Gimena tuvo que construir su propio concepto de patria a través de la investigación

y de la enseñanza que recibió directamente en la Sierra.


La nacionalidad de Gimena pudiera parecer fortuita pero en realidad se debe a una serie de afortunadas y bellas coincidencias: su padre es español y su madre salvadoreña y ambos llegaron a México en busca de refugio por la situación política


en sus países de origen. Esto definió una infancia llena de tradiciones, usos y costumbres en rica mezcolanza de culturas. Sin embargo, fuera de que la ubicación geográfica hubiera puesto a Gimena en México desde su nacimiento, es más importante tener en mente que ella misma fue quien eligió su camino, su origen, el objeto de su estudio y sus afectos.


2. Los astros


“El bordado en México no es mágico, es brujo y te conjura.” Gimena Romero.

Era de esperarse que Gimena invocara los astros al realizar sus más entrañables y representativas obras. Siguiendo la línea de los más grandes artistas que trabajaron de la mano de las estrellas y los planetas, para Gimena, combinar el estudio de la astrología, la magia y el bordado se ha vuelto esencial, ya que a través del arte textil, que es magia en sí mismo, puede desarrollar el trabajo personal e interior de quien lo requiera. Mediante este proceso creativo, se genera sin así desearlo todo una lapso de meditación y al combinarlo con la astrología se genera un ritual de autoconocimiento y evolución personal. Como buena Virgo, ha gestionado un camino de aprendizaje astrológico que se manifiesta en lo textil tanto en lo personal como en lo colectivo, destacando los talleres y consultas personalizadas en los que sus alumnos aprenden de la influencia de ambas corrientes y aprenden, además, de la sensibilidad innegable del cosmos.



3. Los estudios


Gimena tuvo la oportunidad de terminar la carrera de Artes en Francia, específicamente en “Les Subsistances”. Durante su estancia en Europa fue que el interés en lo textil empezó a desbordarse, pues significaba construir y fortalecer un puente directo a su hogar en México. Con la cajita de hilos que su abuela paterna le heredó, Gimena empezó a trazar las líneas que serán fundamentales

en su obra, años después. Así se entiende que la interpretación de sus hilos sea tan poderosa y cobre la fuerza de un huracán de hilos. El entorno fue imprescindible pero la base se fijó en la distancia y en la soledad que experimentaba mientras no dejaba que sus metas en otro país se desvanecieran. Al lograr su cometido y volver finalmente a México, su madre fue quien le ofreció la guía para poder empezar a perfeccionar su técnica y el resto ha sido historia.




4. La maternidad


“El bordado sucede primero que nada en la concepción, en las entrañas.” Gimena Romero.

Ahora sabemos que la línea materna y los lazos con las mujeres de su familia son cruciales en la obra de Gimena Romero. Su propio camino como madre ha representado un parteaguas en la historia de su arte. Gimena conoce la fuerza y la importancia de lo femenino, de la vida, de la concepción y la creación. Sin duda, el génesis más grande

en la vida de Gimena fue engendrado por su propio cuerpo y le ha dado la dirección creativa que forma parte de su actual fase como artista contemporánea. Para ella, lo más importante durante el proceso de bordado es lo que sucede alrededor, las personas de las que te rodeas mientras sucede, con quién compartes el tiempo de ritual y todos los momentos previos y posteriores. ¿Quién está en tu mente cuando piensas en bordar? Todo va más allá de tener una pieza terminada.


5. La semiótica


En la obra de Gimena, las técnicas son lenguajes. Al conocer diferentes, la perspectiva del mundo cambia y se crea espacio suficiente para nuevos métodos. Detrás del lenguaje se encuentra la semiótica en sus piezas. La interpretación de cada uno de los elementos que la componen es básica. Así como Gimena puede expresar diferentes cosas en francés, inglés, portugués o español, también transmite la pasión a través del arte textil, que es en donde ella misma considera que tiene más vocabulario. Los signos del bordado son corporales también: está involucrada la saliva, la sangre, el sudor. Se desarrolla una simbiosis con la pieza final en la que hay que estar siempre atentos desde el momento de la manifestación de la noción misma. Gimena considera que hay que prestarle tiempo al modo en que cada uno de los elementos se sienten, suenan y la forma en que son conjugados. Durante este trance, el tiempo en su estudio suele pasar diferente y la vida se ve mejor.


¿Tú qué ves en la obra de Gimena Romero? Cuéntanos en comentarios.





110 visualizaciones3 comentarios